Renting con opción a compra, la alternativa a la compra de un coche

El Renting se conoce como un contrato de alquiler de coches a largo plazo donde podremos disfrutar del coche de nuestra elección hasta que el contrato finalice. Sin embargo, algunas empresas ofrecen a sus clientes un renting con opción a compra al finalizar el contrato.

Cuando tomamos un contrato de renting con opción a compra, existe una interesante cantidad de ventajas complementarias, como el mantenimiento del coche, el pago de los impuestos, seguro a todo riesgo, asistencia 24/7 en carretera y hasta un coche de sustitución.

¿Cómo funcionan estos contratos?

Lo primero es elegir un contrato con opción a compra, ya que no todos ellos poseen esta particularidad. Una vez finalizado nuestro contrato, tenemos la opción de prolongarlo o comprar el vehículo para que sea de nuestra propiedad.

Una de las cosas que más debes tomar en cuenta a la hora de firmar estos contratos de renting con opción a compra, es el modelo del vehículo, ya que este terminará siendo nuestro una vez finalizado el contrato.

Diferencias entre el Leasing y el Renting

A pesar de que el contrato de Renting no está diseñado para que puedas adquirir un coche en propiedad sino para que hagas uso del mismo durante un periodo de tiempo determinado, también existen los contratos de leasing que se encargan específicamente de este tema.

La formalización del contrato de renting implica tener la voluntad de adquirir el coche bajo los términos acordados, aunque luego de terminar el contrato se nos abre la posibilidad de optar por un mejor coche, el cual también podremos comprar; por eso te recomendamos revisar en nuestras ofertas de coches los distintos modelos que te ofrecemos para ver cuál te gusta más.

Contabilizar Renting con opción a compra

Al momento de contabilizar un Renting con opción a compra, las cuotas a pagar podrán ser objeto de desgravación completa en el impuesto de sociedades en el caso de que seas un autónomo.

Además, el IVA soportado también puede ser deducido en su declaración correspondiente, algo que se puede reducir por defecto hasta en un 50% en el mercado de particulares, a excepción de que se demuestre que su uso es para fines comerciales.

Ventajas del renting con opción a compra

La principal ventaja de un contrato de renting con opción a compra es que a veces permite acceder a este plan sin necesidad de una cuota inicial, parecido al renting sin entrada. Pero cuidado con esto, porque si no se solicita ninguna contribución, el primer alquiler del renting será más elevado y, por lo tanto, representa una primera inversión importante.

Los pagos mensuales son atractivos, aunque hay que tener en cuenta la depreciación del automóvil, y que te permiten pagar menos dinero que un préstamo tradicional. Así mismo, tienes una garantía del fabricante durante todo el contrato.

Desventajas:

El precio de compra del vehículo está fijado en el contrato y no podrá ser alterado. Además, si por cualquier motivo no podemos ejecutar la compra al finalizar el contrato, no recuperaremos el dinero que pagamos en las cuotas mensuales.

Sin duda alguna, es importante conocer un coche antes de decidir si lo queremos adquirir o no, y para empezar a disfrutar de este contrato todo lo que debemos hacer es visitar nuestra página de purorenting.com, dónde encontraremos el mejor renting con opción a compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *