¿Cómo contabilizar un renting de un coche? Explicación y detalles

Cada vez oímos hablar más del renting para empresas y autónomos, esto se debe a su rentabilidad sobre la compra o el leasing, sumado a los beneficios fiscales que ofrece. Y es que por si todavía no te has enterado, podremos deducir el 100% de las cuotas en el IRPF, e incluso es posible desgravar la totalidad del IVA. Así que si estás planeando adquirir nuevos vehículos usando esta alternativa, pero aún no sabes cómo contabilizar un renting en  tu empresa, ¡este sin duda es el artículo que estabas buscando!

Se parecen pero son distintos

¡Ojo! Antes que nada debemos tener claro que estamos firmando un contrato de renting y no de leasing. Pues, aunque ambas opciones son alquileres a largo plazo, el renting es un arrendamiento operativo, por el cual el vehículo no involucra ni una deuda, ni un activo y no debe ser amortizado. Tan solo representa un gasto, lo cual es una de las ventajas del renting de coches.

Por su parte, el leasing es un contrato financiero en el cual se nos transfiere, no sólo el uso sino los riesgos y beneficios del coche. Además incluye el derecho de compra, por lo tanto el registro en los libros contables es un proceso completamente distinto a como se contabiliza un renting. Igualmente en este artículo puedes conocer más sobre las diferencias entre leasing y renting

Es la hora de hacer la contabilidad

Te alegrará saber que este proceso no es como enviar cohetes a la Luna o a Marte; por el contrario, es súper fácil. Como lo mencionamos antes, es muy importante tener presente en todo momento que el renting no es más que un gasto contable.

Para demostrarte lo sencillo que es cómo contabilizar un renting, vamos a desarrollar un pequeño ejemplo a manera de ilustración:

Supongamos que deseamos firmar un contrato operativo de renting para un coche tipo sedán último modelo por un período de 3 años, en el cual tendremos unas cuotas de 300 euros al mes que incluyen el IVA, además del kilometraje máximo anual que quedará estipulado en 15.000 kilómetros.

Podemos ver cómo se contabiliza un renting en la tabla que presentamos a continuación:

En conclusión, hemos visto que solo serán 3 las cuentas que deberán utilizarse en nuestro registro contable. 

¡Ojo con el IVA!

Para que todo esto sea una realidad y podamos deducir el IVA completamente, debemos recordar que la Agencia Tributaria nos obliga a demostrar que el coche es un instrumento realmente necesario para la evolución de nuestro negocio, además de que tengamos los otros requisitos, como son la factura y su imputación temporal en el marco empresarial o profesional.

No obstante, la Agencia Tributaria también evalúa el tipo de coche que hemos seleccionado, así que otros aspectos que pueden ayudar serían que el coche llevase rótulos con el logo de la empresa y que permanezca en el estacionamiento durante las vacaciones y fines de semana. De esta forma, siempre podremos hacer la deducción del 100% del valor de IVA.

¿Cómo queda mi balance?

Una de las ventajas más importantes del renting es que no estamos reflejando una deuda. Otra cosa interesante es que nos permite, como autónomos o empresa, disfrutar de mucha libertad con respecto a nuestra liquidez, ya que los coches que adquirimos son bienes alquilados y no se registran en el inmovilizado de la compañía.

Debemos entender que los coches no son activos por lo que somos libres de realizar un balance por endeudamientos. Esto simplifica al mínimo las gestiones que hay que llevar a cabo al incluir el renting en los libros contables.

Como siempre esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y que ahora se te sea más fácil el saber cómo contabilizar un renting de coches. A su vez, te invitamos a que sigas viendo nuestros artículos y las ofertas que podemos ofrecer en PuroRenting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *