¿Cómo se calculan los caballos fiscales de un coche?

Se conoce a los caballos fiscales, como una unidad numérica obtenida a través de  una formulación específica usando datos del motor de los vehículos. Dicha cifra, es la considerada por el Estado para el pago del Impuesto de Circulación Anual. Es por ello que es importante aprender cómo se calculan los caballos fiscales de un coche.

Esta unidad numérica no tiene ningún tipo de correlación con la potencia de los motores de los vehículos. Es una cifra que según las características del motor y los datos que arroje, determina la deuda en impuestos del propietario del coche según la capacidad, características y tamaño del motor.

caballos fiscales de un coche

Usualmente no es necesario que conozcas estos datos cuando posees un coche de renting, ya que la empresa se encarga de todo. Pero si debes pagar impuestos esta es información será de gran relevancia para ti.

Objetivo principal de los caballos fiscales de un coche

El principal objetivo de los caballos fiscales, es la obtención de una cifra exacta a pagar en impuestos según las características del motor. Determina de manera individual el monto de impuestos a cancelar por cada coche. Para ello, se toman en cuenta los modelos del coche y las descripciones mecánicas de sus motores.

Pasos para saber cómo se calculan los caballos fiscales de coches

Los pasos a seguir para saber cómo se calculan los caballos fiscales de coches son simples y sencillos. Es muy importante conocer las características del motor a evaluar, ya que de éste se obtienen los datos a usar en la formulación final.

¿Qué se necesita para calcular los caballos fiscales de coches?

Tomando en cuenta lo ya mencionado, son necesarios ciertos datos de los coches, específicamente del motor para determinar el valor del impuesto.

  • Diámetro de cilindros y carreras del pistón

Estos datos son los principales y necesarios para calcular de manera directa los caballos fiscales del coche por medio de la fórmula estándar.

  • Constantes

Estas constantes son de gran importancia porque permiten que el valor final del motor evaluado sea el correcto y exacto. Son 0.785, 0.08 o 0.11. La última varía según los tiempos del motor.

  • Fórmula

La fórmula es el medio en donde se realizará el cálculo de los caballos fiscales del coche, se representa de la siguiente manera:

CVF o Caballos fiscales = (0.785 x diámetro de los cilindros2 x carrera del pistón) 0.06  x 0.08 x N° de cilindros.

Al notar la composición de la fórmula, se observa la ubicación de las constantes y dónde van ubicados los datos de los cilindros y el pistón. Una vez suplidos los datos y hechos los cálculos, se obtendrá el valor final, siendo lo que interesa.

como calcular los caballos fiscales de un coche

Ejemplo de uso de la fórmula

Para entender mejor cómo se calculan los caballos fiscales a través de la fórmula, resulta pertinente demostrar el siguiente ejemplo con uno de los coches favoritos de Renting: Seat León.

Datos:

  • Diámetro de los cilindros: 7.65 cm.
  • Carrera de los pistones: 7.56 cm.
  • Número de Cilindros: 4

CVF o Caballos fiscales = (0.785x 7.652 cm x 7.56)0.06 x 0.08 x 4 = 10,70

Algo importante a tomar en cuenta son los tiempos de los motores. Los más comunes tienen motores con cuatro tiempos cuya constante a usar es 0.08. En otros casos, si se necesita realizar el de un motor con dos tiempos, la constante cambia y pasa a ser 0.11.

De esta forma sencilla y directa se calculan los caballos fiscales con los números arrojados del motor del vehículo evaluado.

¿Es posible convertir los caballos fiscales a KW o CV?

Esta duda ha generado controversia, ya que se ha mencionado que los caballos fiscales NO determinan la potencia de un motor. NO son considerados como una cifra numérica que describe la potencia del motor de un coche.

Tomando en cuenta lo mencionado, los caballos fiscales NO son datos convertibles entre unidades que sí determinan la potencia del motor. Por ende no se podrá realizar una conversión total y creíble. Lo que sí es permitido, es la conversión de los KW a CV y viceversa por ser unidades que SI dan información con respecto a la potencia del coche.

Motores eléctricos y los rotativos

El cálculo para con estos motores es algo sencillo y más rápido, solo se requiere la potencia efectiva y la constante 5.152. Se debe de dividir dicha potencia entre la constante y se obtendrá el valor final buscado.

La única complicación en este caso de los motores eléctricos y rotativos es conocer la potencia efectiva del modelo a evaluar. Este dato no viene en la ficha técnica oficial de los vehículos, necesitando de una búsqueda para encontrar el valor verdadero del modelo del coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.