¿Cómo saber si un coche tiene cargas? Guía rápida y fácil

Cuando nos decidimos a alquilar o comprar un coche de segunda mano, es importante tener claro cómo saber si un coche tiene cargas. Esto no es un asunto fácil porque sobre un coche pueden pesar cargas de diversas índoles, como algunas cuotas aún pendientes de pago, embargos, impuestos, multas, etc. Y si no lo sabemos y adquirimos el coche, esas cargas, las deberemos asumir nosotros.

Antes de adquirir el vehículo, es necesario saber que lo que vamos a adquirir no tiene alguna deuda pendiente de pago por ningún concepto así como también saber si el coche está dado de baja o incluso saber si hay una reserva del dominio de un coche pues, de lo contrario, la operación se puede convertir en un auténtico dolor de cabeza y un ataque al bolsillo que tendremos que hacer frente.

Motivos por los que un coche de renting puede tener cargas

Hay muchos motivos por los que un coche puede tener cargas (un ejemplo puede ser que todavía no se ha terminado de pagar) y el vendedor ha mandado una reserva de dominio a la DGT. Otro puede ser que el propietario no ha pagado sus multas y la Administración ha llegado a los últimos recursos de embargo, como son los bienes muebles.

¿Cómo saber si un coche está embargado o posee cargas?

Lo primero que hay que hacer es solicitar un informe en la Dirección General de Tráfico (DGT) y otro en el Registro de Bienes Inmuebles.

Pedir un informe en la DGT

En la DGT existe un Registro de vehículos que puede consultar cualquier persona que esté legítimamente interesada en un determinado vehículo. Además, también ofrece la posibilidad de efectuar una consulta online y gratuita con información reducida, que permite confirmar la correcta identificación del mismo, así como un indicador que señala la existencia de alguna incidencia, gravamen, u otro particular que pudiera afectar al vehículo.

Si se necesita obtener una información más detallada sobre los datos de un determinado vehículo contenidos en el registro de vehículos, como por ejemplo: titularidad del vehículo, datos técnicos, número de titulares anteriores, situación administrativa, fecha de caducidad de ITV, cargas o gravámenes que impiden la transmisión del vehículo; para ello podemos solicitar un informe detallado de los siguientes cinco tipos:

  • Completo
  • De datos técnicos
  • De cargas
  • De vehículos a nombre del interesado
  • De vehículos sin matricular

Cómo pedir el informe de la DGT

El trámite se puede realizar de dos maneras: por internet, con certificado digital, DNI electrónico, cl@ve permanente o presencialmente en cualquier Jefatura Provincial de Tráfico, solicitando cita previa por internet o llamando al 060. Para obtener este servicio hay que abonar una tasa de 8,50 euros. 

El trámite es sencillo de realizar, más aún con las facilidades y explicaciones que da la DGT en su página web. No obstante, si este trámite resulta muy engorroso o complicado podemos acudir a otras empresas que ofrecen el informe de Tráfico, aunque un poco más costoso (entre 15 y 25 euros).

Informe del Registro de Bienes Inmuebles

Asimismo, para saber si un coche tiene cargas es conveniente solicitar un informe en el Registro de Bienes Muebles por los posibles embargos que pueden pesar sobre el coche en cuestión, o si hay una reserva de dominio de una entidad financiera por impago, o si existe un contrato de leasing que no haya finalizado aún.

En este registro quedan anotados los embargos de coches que ha dictado un juzgado, Hacienda o Tesorería de la Seguridad Social, precisamente para que un posible futuro comprador del vehículo sepa la situación en la que se encuentra.

Una vez confirmado que el coche está libre de cargas, se puede proceder a su compra sabiendo que no se asume ningún riesgo de ese tipo.

Ahora que ya conocemos cómo averiguar si un coche posee alguna carga, lo que nos toca es buscar un coche. En Puro Renting podemos encontrar una gran variedad de coches de renting en oferta, los cuales están completamente libres de cargas por lo que te invitamos a pasar por nuestra página y buscar con confianza el mejor plan de renta que se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.