¿Renting VS Compra? ¿Es más rentable comprar un coche o el renting?

“Se vive y se aprende”, dicen. Recientemente ha quedado claro que lo convencional no siempre es lo mejor, y que aferrarnos al status quo es retrasar los inevitables cambios. Entendiendo eso, alternativas como Netflix y HBO han expandido los límites, popularizándose cada día más. Ahora, ordenar comida a través de una app o realizar las compras online, son actividades completamente normales.

Igualmente, para adquirir un coche nuevo, también hay nuevas alternativas. Hablamos del renting de coches, una opción de mediano y largo plazo, donde pagamos cuotas mensuales y todo lo que resta, prácticamente, es conducir. Hoy, para ganar tu elección se disputan: renting vs compra de coches ¿Cuál de los dos ganará la carrera? No te lo pierdas.

Primera vuelta de renting vs compra: ¿Qué incluyen las propuestas?

Para empezar, hay dos formas de comprar un auto: de contado o con ayuda de un financiamiento. Esto implica, gastar una fuerte suma de dinero de un solo golpe, o quedar endeudados por meses hasta pagar una cantidad aún mayor a la original, debido a los intereses que cobra la entidad crediticia por el préstamo. Claro, al comprar tenemos potestad absoluta sobre el vehículo.

Mientras tanto, el renting consiste en pagar cuotas periódicas por un tiempo estipulado, a cambio del uso del coche, no la propiedad de este, también está lo que llamamos renting sin entrada que es otra ventaja. Sin embargo, esta diferencia nos permite gestionar nuestros recursos y tiempo sin tener que incluir tediosas actividades, como trámites administrativos, contratar un seguro, hacerle mantenimiento o reparar el auto. Todo ello está incluido en el alquiler y son responsabilidad del arrendador.

Segunda vuelta: ¿Qué cosas se dejan de lado?

Esto es información crucial para elegir, ya que implican gastos extras que deberemos asumir como usuarios o dueños. En el último caso ¡todo queda por fuera! Es decir, al pago por la compra del coche habrá que sumarle desde el papeleo, la gasolina, el seguro, mantenimiento, limpieza, reparaciones y una lista casi infinita de etcéteras.

Por su parte, si contratamos una compañía de renting, solo tendremos que asumir los gastos por combustible y limpieza del o los vehículos. Es importante tener en cuenta que las multas y reparaciones por uso incorrecto del coche o negligencia del conductor, no están incluidas en las cuotas, así que evitemos sumar gastos como estos, manejando con precaución.

Momento de analizar el balance de la carrera

Para exponer mejor las diferencias entre ambos contendientes y porque nos interesa que tú, como jurado, tengas claro a cuál alternativa darle tu voto, hemos resumido las ventajas y desventajas que te permitirán saber si entre renting vs compra qué es mejor

¡Sonríe, que en el renting hay muchas ventajas!

  • No tenemos que tener un super capital para empezar a conducir nuestro coche soñado.
  • Cero burocracia. Si, de todo el papeleo se encarga la empresa que arrienda el vehículo.
  • ¡Zapatero a su zapato! Si no hemos estudiado mecánica de carros, ¿para qué perder tiempo entre bujías, neumáticos y charcos de aceite? Las cuotas incluyen desde la gestión de estos servicios, hasta un vehículo de sustitución para seguir con nuestras actividades de forma regular.
  • Nos mantendremos siempre a la vanguardia de la tecnología, ya que cada 2 o 5 años (duración general de los contratos de renting) podremos cambiar nuestro coche por uno de esos modelos de última generación que se ven en las publicidades.
  • Es más rentable, más seguro y ayuda a reducir el impacto ambiental, si actualizamos nuestro coche con relativa frecuencia, que es cuando interesa un renting.
  • Si eres una empresa o autónomo, buscando contratar este servicio, puedes deducir totalmente las cuotas en el IRPF, e incluso el 100% del IVA.

Pero algunas desventajillas sí que hay, después de todo… Dueños no somos

  • Cualquier servicio que requiera nuestro coche tendrá que ser exclusivamente en los centros certificados por la compañía dueña del auto.
  • Si nos excedemos del kilometraje máximo anual, permitido en el contrato, tendremos que afrontar cargos por penalización.
  • No será posible practicarle modificaciones al vehículo sin antes tener la aprobación del arrendador. A su vez, de aprobarse, será nuestra responsabilidad cubrir estos gastos.
  • En caso de querer terminar el contrato antes de tiempo, estaremos obligados a pagar la suma total de las cuotas que restan según el acuerdo.
  • Si planeamos mantener el coche por más de 6 años, el renting va perdiendo la fuerza de su rentabilidad.

Entonces, ¿es rentable el renting para particulares, empresas o autónomos? La respuesta es que definitivamente ¡sí! Dale una oportunidad a esta alternativa y deja las deudas en el pasado. Para aprender más sobre este tema del renting de coches, revisa nuestro blog y ofertas para que tengas a la mano más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.