¿Cómo llevar un perro en el coche? | Preparación y viaje

Si recientemente has adoptado un perro como mascota, o ya tienes un perro y te gustan los coches de renting, es indispensable que intentes hacer un vínculo positivo entre la mascota y el vehículo. La razón principal es que en el momento que desees realizar viajes, es posible que quieres llevar a tu gran compañero y éste deberá aprender a comportarse adecuadamente.

Es justo por ello que la mejor opción es intentar preparar previamente a la mascota para el gran día, lo cual te dará seguridad a ti como conductor, a los pasajeros e incluso al mismo perro.

llevar un perro en el coche

Si te interesa aprender cómo llevar un perro en el coche de la manera adecuada, en este artículo te comentamos cómo preparar al perro antes del llevarlo de paseo, y qué conductas debes tomar cuando el vehículo esté en movimiento.

Preparación para llevar a un perro en el coche

Es importante conocer que existen muchos puntos a tomar en consideración para aprender cómo llevar un perro en el coche. Por lo tanto, prepararte antes de hacer un viaje es importante para garantizarle el confort a nuestra mascota, tomando en cuenta estos parámetros:

Alimentación e hidratación

No debes alimentar ni darle agua a tu perro por al menos dos horas antes de subirlo en el coche. Especialmente si será su primer viaje, este factor es muy importante, ya que es posible que sufra de algún tipo de mareos.

Sin embargo, si piensas llevarlo en un viaje largo, debes alimentarlo y dar de beber en porciones muy pequeñas, sobre todo cuando estos viajes duren más de 8 horas.

Jaulas

Si planeas llevar a tu perro en una jaula, deja que el animal se acostumbre unos días previos a utilizarla en el coche. Es importante que el perro dentro del vehículo no perciba miedo o se sienta confinado, ya que esto puede ser perjudicial para su salud.

Proceso de adaptación

Debes dejar que tu perro se acostumbre al coche antes de montarlo. Para lograr este proceso, es bueno llevarlo con una correa al vehículo para que el conozca este nuevo objeto. Asimismo, deberás encender el motor para corroborar que el perro no sienta temor al escuchar el ruido y se acostumbre al mismo.

Adaptación para llevar un perro en el coche

Entrada y salida del coche

Es importante que abras las puertas e intentes enseñarle al perro a saltar dentro del coche solo cuando se le ordene, y salir de la misma manera. El objetivo de esta técnica es que él comprenda que solo podrá bajarse cuando se le ordene para evitar accidentes.

Si el animal tiene miedo de entrar al vehículo, puedes colocar una golosina o un juguete en el asiento, y sentarte junto a él, para que la mascota entienda que no pasa nada malo al entrar. Dale la oportunidad de explorar el interior, incluso si planeas transportarlo en una jaula.

Progresión

La paciencia es importante para aprender cosas nuevas, por lo tanto, es conveniente que intentes no llevar at perro a un viaje largo de inmediato. Es mejor comenzar con salidas cortas a lugares cercanos.

Nunca regañes a tu perro si le tiene miedo al coche o, por el contrario, si se comporta con demasiada libertad al principio. Un animal necesita tiempo para comprender qué reglas se establecen en un nuevo espacio para él.

Es mejor que la primera vez que estés aplicando las técnicas de cómo llevar un perro en el coche no sea con el objetivo de llevarlo al veterinario. Es vital que el animal tenga algunas asociaciones más agradables con el coche antes de ir al centro de salud.

Actividad física

Si planeas realizar un viaje largo, deberás hacer actividad física antes del viaje con él, entrena los comandos. Entonces el perro estará menos nervioso en el coche.

Prepara todos los documentos necesarios de la mascota

Si saldrás de estado o del país, necesitas tener todos los documentos que certifiquen la propiedad de la mascota, el estado de salud y las vacunas que tiene.

Elige un coche adecuado

Si tienes la opción, selecciona un coche de renting que sea espacioso y cómodo, en especial si tu perro es de gran tamaño. Recuerda que mientras más espacio tenga el perro a su alrededor, podrás sentirse más cómodo y se adaptará más rápido a esta nueva experiencia.

Puedes tener una idea de cuáles serían las mejores opciones de coches para familias numerosas siguiendo el enlace.

¿Cómo llevar un perro en el coche durante un viaje?

correa para llevar un perro en el coche

Una vez que el perro se ha preparado de forma oportuna, realizar viajes con él será sumamente sencillo. Sin embargo, se deben tomar en consideración los siguientes puntos:

Control de la movilidad de la mascota

El perro no debe moverse libremente por la cabina cuando el coche está en movimiento, ya que es peligroso para él y para los pasajeros. Puedes llevarlo en un portabebés, jaula o con correas.

Las correas se aseguran a los pasadores del asiento trasero o puedes instalar una sujeción especial que separe al perro de los pasajeros.

Aunque a los perros les gusta asomarse a las ventanas para ladrar y respirar, esto es posible solo si vas a baja velocidad y en zonas donde no hayan otros autos. Además, alguien debe estar supervisado por alguien que lo controle. Recordemos que si el perro genera un ladrido fuerte, podría asustar a otros conductores y provocar un accidente.

Medidas de control

  • Nunca debes dejar a tu mascota sola dentro de un vehículo En el calor, puede ocasionarle daños significativos que incluso podrían causarle la muerte.
  • Asegúrate de detenerte cada cierto tiempo (alrededor de 3-4 horas) para que el animal resuelva sus necesidades. El perro no debe asociar el coche con un lugar donde tiene que aguantar las ganas de orinar o defecar por mucho tiempo y que además no puede moverse.
  • Las caminatas cortas pueden ayudar a distraer a tu perro si se pone demasiado nervioso en la carretera.
  • Presta atención al comportamiento inusual del perro: si ves que está sentado en una posición antinatural (tal vez está mareado por el movimiento); si ha aumentado la salivación (puede que tenga calor) o si el animal está nervioso e inquieto.
  • Trata de averiguar qué es exactamente lo que lo pone ansioso (velocidad, restricción de movimiento) y poco a poco acostumbra al animal a una reacción más relajada a estos factores.
  • El perro no debe bloquear la vista del conductor ni interferir con los movimientos necesarios para una buena conducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.